habrá una reunión clave para la continuidad de la empresa Cresta Raja

Los operarios de la empresa siguen con la protesta en contra de más de 500 despidos y para rechazar el plan operativo que quiere implementar la firma.

Los trabajadores de Cresta Roja realizan una nueva protesta desde las 6 a la vera dela ruta 205, a la altura de la 5º Avenida en Ezeiza, luego de la represión sufrida por parte de la gendarmería.

“La comisión de planta 2 y los trabajadores de ambas plantas (1 y 2) continúan su lucha contra más de 500 despidos“, indicaron a través un comunicado.

“Queremos poder llevar el pan a nuestras familias”, destacaron y añadieron que “para seguir manifestándonos pasivamente sobre el rechazo del plan operativo que trae la empresa nueva”

“Convocamos a todos los que se quieran sumar sin ninguna bandera política”, señalaron.

El miércoles pasado, los operarios fueron desalojados por efectivos de Gendarmería y la Infantería de la Policía Bonaerense tras un acampe frente a la planta. Según lo precisado, ese hecho dejó un saldo de dos empleados heridos.

Trabajadores de Cresta Roja, que reclaman por sus sueldos y puestos en la empresa avícola, vuelven a movilizarse mientras habrá una reunión con la empresa para tratar de explorar una salida al conflicto.

Luego de denunciar represión de esa fuerza el miércoles pasado, los trabajadores mantuvieron hasta el viernes el acampe a la espera de una nueva reunión con la compañía, ante la posibilidad de que por una reestructuración de la planta se produzcan 800 despidos.

Finalmente se confirmó que hoy habrá una reunión entre las partes, con lo cual el acampe volvió a levantarse a última hora de la tarde del último día hábil de la semana pasada.

En las inmediaciones de la empresa, ubicada en la Ruta 205 a la altura de la localidad bonaerense de Tristán Suárez, los trabajadores hicieron chorizos a la parrilla, rodeados por una fuerte custodia de efectivos de Gendarmería.

El miércoles pasado, los empleados de Cresta Roja denunciaron que fueron reprimidos por gendarmes y policías de la Bonaerense cuando realizaban una olla popular.

En las inmediaciones de la planta, unos 300 operarios mantienen un bloqueo desde hace más de dos semanas en reclamo por sus sueldos, que hace cuatro meses que no cobran, y en repudio al plan presentado por la patronal para cesantear a unas 800 personas que cumplen diferentes funciones en la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *