La desocupación y la crisis económica crecen en el esquema de país de Macri y Vidal

Mientras el INDEC muestra un derrumbe  económico del 7,5 %, los despidos aumentan a lo largo y ancho del país, de modo sumamente alarmante

 

PÉRDIDAS MASIVAS DE EMPLEO EN ROSARIO

En Rosario, en los últimos cinco meses se perdieron 803 puestos de trabajo registrados y cerraron 43 empresas en la industria metalúrgica. Así lo informó el Observatorio Laboral de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Rosario, que también relevó que 5.725 obreros del sector están bajo el paraguas del procedimiento preventivo de crisis (PPC).

El secretario general del gremio local, Antonio Donello, advirtió que “el 2018 fue muy oscuro y el 2019 viene peor” en materia de empleo. También reclamó para que se declare al rubro en emergencia. Si no se actúa, alertó, “esto va a terminar muy mal”.

Donello realizó el dramático pedido de intervención oficial sobre la crisis de empleo durante una conferencia de prensa que se realizó en la sede local del gremio. Estaba rodeado por los referentes sindicales, empresarios y de movimientos sociales que participaron de la última marcha contra los tarifazos, y que describieron situaciones igual de complicadas en sus ámbitos de actividad. El año arrancó feroz para los trabajadores. Por eso, el mismo colectivo de organizaciones que protagonizó la multitudinaria marcha del 17 de enero lanzó una nueva convocatoria para movilizarse en defensa del empleo.

 

CIERRES DE COMERCIOS

Por otro lado, el presidente de la Asociación Casco Histórico de Rosario, Fabio Acosta, alertó sobre el cierre de locales comerciales que se registró después de las fiestas, vaticinó que, si persiste la política económica orientada a “secar de pesos” el mercado, la situación no se revertirá y aseguró que, en lo que va del año, un comercio por día bajó las persianas en el centro rosarino.

“Esta situación, que nosotros venimos anunciando que se iba a dar, nos causa mucha tristeza.Si no cambian las políticas en lo que se refiere a secar la plaza de pesos para bajar la inflación, van a seguir cerrando comercios durante el verano. Los comerciantes no pueden aguantar los tarifazos y la baja de consumo y bajan las persianas”.

Con el argumento de la caída del consumo la concesionaria automotriz Escobar-Nation, de la ciudad de Rafaela, en Santa Fe, despidió a 80 trabajadores.

“El modelo de gobierno está arrastrando a las fábricas, autopartistas y el último eslabón es el concesionario”, dijo Bossel, delegado del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), de la concesionaria Escobar.

 

CAÑUELAS

La fábrica de Cerámica Cañuelas suspendió a sus 160 trabajadores luego de obligarlos a tomar vacaciones. Fuentes gremiales aseguraron que la situación es crítica y que la medida será efectiva hasta marzo.

El 22 de diciembre la empresa le dio a todo el personal junto las vacaciones. “Ahora cuando volvimos nos tuvimos que juntar con los directivos porque la situación sigue crítica y entonces no se puede volver a producir”, afirmaron desde el gremio.

La fábrica ceramista debía retomar las actividades el 14 de enero, pero dado el bajo nivel de ventas y la acumulación de stock extendió la suspensión hasta fines del verano donde revisará la situación.

Según el último informe del INDEC, el rubro pisos y revestimientos cerámicos tuvo una caída del 32,2% también en noviembre y con respecto al mismo mes del 2017. La caída en este rubro también se espera que se profundice.

 

CHIVILCOY

La fábrica de calzados Paquetá, radicada en el parque industrial de Chivilcoy desde 2006, también  cerró sus puertas y alrededor de 600 empleados perderán su trabajo.

“Chivilcoy está angustiado. No solamente los trabajadores. Fue la fábrica más importante que hay en la ciudad. Va a marcar un antes y un después en lo económico y en lo social, y va a dejar a muchos trabajadores desesperanzados”, expresó el delegado local Juan López.

 

LA ACTIVIDAD ECONÓMICA ARGENTINA, EN NIVELES DE CRISIS INTERNACIONAL

La actividad económica acumula ocho meses consecutivos en rojo, registrando una caída del 7,5 en el primer mes luego de la implementación de una nueva política monetaria del Banco Central con un dólar en flotación a dos bandas que busca frenar la fuga de divisas y contener el precio de la moneda estadounidense. En este contexto, los rubros que más sintieron el impacto fueron el Comercio mayorista minorista (-17%); la Industria manufacturera (-12,6%); y la construcción (-11,4).

La recaudación de impuestos, por su parte, también registró un declive de 9,3%, por lo que muestra una caída de los ingresos tributarios del Estado, tal como ya habían anticipado las cifras de la recaudación.

La intermediación financiera, es decir la actividad bancaria, también tuvo números en rojo (-7,1%); luego hoteles y restaurantes (-5,2%) y transporte y comunicaciones (-4.9).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *